Blog

MARATÓN VALENCIA 2014. MI EXPERIENCIA.

Maratón Valencia fue mi tercera maratón; Era la primera vez que iba al Estadio a comprar la camiseta del Elche CF. En aquel momento no lo pensé, no era consciente de lo que este gesto supondría. Pero estaba comprando la camiseta 1 de 17. El RETO 17+1. Estaba empezando sin darme cuenta. 

Cuando te mueve la ilusión por hacer algo, no piensas, HACES.

La euforia de la Media Maratón de Santa Pola me llevo a la maratón de Barcelona. 

La euforia de la maratón de Madrid me llevará por toda España corriendo maratones y La humildad que aprendí en la maratón de Valencia, hará que sea posible.

 

La humildad que aprendí en la maratón de Valencia, hará que sea posible.
Escultura de Metal. HUMILDAD

Falte al respeto de lo que significa correr una Maratón y lo pagué. La Historia esta para saber de ella, porque el conocerla los puede ayudar. La Historia de la Primera Maratón nos debe ayudar a tenerle el respeto que se merece.

Lo peor no es cometer errores, lo peor es, no aprender de ellos

Me confié, la Maratón de Madrid la terminé muy bien, disfrute mucho, pensé que correr una maratón era algo sencillo y me descuidé en la preparación. Deje muchos entrenamientos sin hacer, fallando más de la cuenta en la alimentación.

  • Los Montañeros dicen; a la montaña no hay que tenerle miedo, pero si respecto.
  • Los Marineros dicen; al Mar no hay que tenerle miedo, pero si respeto.
  • Yo digo que al Maratón no hay que tenerle miedo, pero si respeto…

La amistad que nació en las calles de Madrid, hizo que Paco y yo, organizáramos Valencia juntos, en esta ocasión se unió al grupo su hermano Juan Antonio. Correr y preparar una maratón te aporta muchas experiencias que puedes aplicar en muchas facetas de la vida. Otra cosa que te aporta es la amistad, conoces a gente que merece mucho la pena.

 

La amistad que nació en las calles de Madrid, hizo que Paco y yo, organizáramos Valencia juntos, en esta ocasión se unió al grupo su hermano Juan Antonio
Paco Aix, Jose Antonio Aix. norbertomaratón.com

Nos hospedamos en el mismo hotel, que muchos de los corredores profesionales que vinieron a pelear por la victoria de la carrera. Me sorprendió mucho verlos de cerca por su constitución física.

Recuerdo el día de la prueba en el desayunado; Ellos desayunaron pasta, sin nada, cuando digo sin nada, es sin nada, ni siquiera una triste gota de aceite de oliva.

 

Es el precio de los Sueños. Porqué los sueños, tienen precio.

 

 

 

 




Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *